Una fiesta democrática

.
Noticias, actualidad de Cancún, Quintana Roo y México; opinión, editoriales, podcast. En Twitter e Instagram: @msalinas21.

Marcelo Salinas|En órbita 👉🏾 Al cierre de esta opinión, todas las casillas estaban instaladas en los 11 municipios quintanarroenses, según versión del Instituto Electoral del estado, que replicaba una confirmación del Instituto Nacional. Era un excelente signo inicial. Estaba lejos aún la activación de los resultados preliminares, por lo que las supuestas tendencias divulgadas en redes sociales obedecían más a motivaciones, deseos e intereses. El contexto de participación y paz era positivo en general. En el ámbito nacional, la asistencia parecía ser mejor respecto de procesos anteriores. Los demás detalles, en las páginas de Novedades Quintana Roo.
Los datos de la previa antojaban una concurrencia masiva al tratarse de los comicios más importantes de la historia nacional. En todo el estado debían instalarse 2 mil 278 casillas; de las cuales, mil 33 serían básicas, mil 161 contiguas, 79 extraordinarias y cinco especiales: dos en Benito Juárez, y una en Chetumal, Solidaridad y Puerto Morelos. Un millón 435 mil 256 boletas para una lista nominal integrada por un millón 322 mil 567 ciudadanas y ciudadanos: 648 mil 28 mujeres y 674 mil 539 hombres.
Todo lo anterior para poder elegir 139 cargos de elección popular; es decir, 11 presidencias municipales, 11 sindicaturas, 75 regidurías de mayoría relativa y 42 de representación proporcional. Para miembros de los 11 Ayuntamientos, se inscribieron mil 369 candidaturas (propietarios y suplentes de las 11 fórmulas de igual número de municipios), de los cuales 715 son mujeres y 654 son hombres. Son 17 que buscan la reelección.
Llama la atención el avance en el renglón inclusivo, con 312 jóvenes en planillas registradas; 301 candidaturas indígenas; cinco de diversidad sexual; dos con discapacidad, y 16 de adultos mayores. Lo anterior debe consolidarse como una regla creciente, y evidentemente ajena a partidos y coaliciones, sino que identificada como base de la propia democracia. Lo mismo en el tema de las mujeres y de las candidaturas independientes.
Junto con lo del ámbito local, están los cuatro distritos federales de Quintana Roo, cuyos resultados pueden ser materia de posteriores análisis. Lo importante de éstos, como también en el caso de los locales, es que sean respetados por ganadores y perdedores. Igual por sus seguidores y simpatizantes, para evitar distorsiones que empañen lo que parecía, cabe insistir, una jornada tranquila.
Esperemos los resultados oficiales de la llamada fiesta democrática para intentar dilucidar la nueva realidad estatal.

(OPINIÓN PUBLICADA EN NOVEDADES. LUNES 7 DE JUNIO DE 2021).