Morena y su ruta

.
Noticias, actualidad de Cancún, Quintana Roo y México; opinión, editoriales, podcast. En Twitter e Instagram: @msalinas21.

Marcelo Salinas | En órbita 👉🏾 Desde hace semanas, diferentes liderazgos de Morena Quintana Roo promueven el nombre de Lourdes Latife Cardona Muza para ser la próxima dirigente estatal. En este mismo espacio, el 4 de julio, se publicó la columna intitulada “Los asuntos de Morena”, donde se plantea dicha situación y se explican los porqués. ¿Qué ha pasado en estos días?

Lulú Cardona se inscribió y su registro fue aprobado. De acuerdo con la convocatoria emitida por el Comité Ejecutivo Nacional, el 30 de julio se realizará el Congreso Distrital; de ese Congreso surgirán los congresistas y consejeros locales que elegirán a la dirigencia, el 6 de agosto. Los días 17 y 18 de septiembre se realizará el Congreso nacional ordinario que elegirá a la nueva dirigencia nacional. Es decir, esta semana es clave en el estado.

Como encargada de despacho, Lulú Cardona sí puede ser electa consejera el próximo lunes 30; lo que no puede hacer, es convertirse en dirigente el sábado 6 si todavía ostenta su cargo actual para esa fecha. Ello supone que el tema de la suplencia en Benito Juárez deberá concretarse entre el 31 de julio y el 5 de agosto. De lo contrario, no podría ser dirigente. Los plazos son claros al respecto. Evidentemente, trabajan esa ruta con todo lo que implica.

En artículos de prensa y corrillos políticos destacan que Lulú Cardona es cercana a Mara Lezama, la gobernadora electa, quien asumirá el 25 de septiembre. Como resulta lógico, el partido que ahora será gobierno entrará en una fase de transformación, y en ese contexto han tomado fuerza los apellidos Cardona Muza.

Aunque no solo se trata de confianza. Su experiencia y trayectoria en el lopezobradorismo durante casi dos décadas, pero sobre todo sus resultados en Benito Juárez, la colocan en la primera fila con méritos suficientes para tomar las riendas del partido en una coyuntura histórica por la transición estatal y con miras al 2024, año de elecciones estratégicas para lo que llaman “el gran proyecto de nación”, que ella representa.

En la misma opinión del 4 de julio citada en el primer párrafo, se sugirió la idea de que los temas relevantes en la entidad pasan por las manos de Cardona: la renovación de la dirigencia morenista y la suplencia en Benito Juárez generan hoy charlas interminables, propician acuerdos y movilizan estructuras. Sin duda, su decisión final despejará múltiples dudas.

En los albores de otra etapa política en Quintana Roo, todos o casi todos los caminos llevan a Cancún.