Morena: 2 pasos firmes

.
Noticias, actualidad de Cancún, Quintana Roo y México; opinión, editoriales, podcast. En Twitter e Instagram: @msalinas21.

Marcelo Salinas|En órbita 👉🏾 Se impuso la lógica y no hubo tantas sorpresas en los municipios donde gobierna Morena: Benito Juárez, Solidaridad y Othón P. Blanco. Hasta el cierre de la presente opinión, Mara Lezama, Laura Beristain y Luis Gamero, respectivamente, obtienen las candidaturas de ese partido en coalición. Las otras, para los demás ayuntamientos, son relativamente nuevas o basadas en arreglos de última hora. Para analizar próximamente.
Son lógicas las tres, porque los números y los actos les avalan, como a las de Benito Juárez y Solidaridad; o la regla y los acuerdos le protegen, como al de Othón P. Blanco. Es decir: mientras las dos primeras ganan las encuestas, sostienen un perfil más de «4T», le amparan megaobras en curso y brindan una proyección sólida en torno al lopezobradorismo, en la capital no se pudo renegociar el género (para dársela a Yensunni Martínez) ni hubo otro con potencial de vencer al ex secretario particular de Otoniel.
No hubo tantas sorpresas debido a la explicación del párrafo anterior y se previó que aquellas personas no favorecidas en las encuestas, podían desconocerlas (aunque son inapelables según la convocatoria y pese a los acuerdos previos de aceptación); surgirían las amenazas de ruptura en la alianza (para postular a quienes no la ganaron), y la zozobra en dicho partido perdurará como hasta ahora.
Porque el desorden se debe a un cúmulo de factores: se infiltraron indeseables para competir; se ofrecieron candidaturas sin la certeza de poder cumplir; pocos respetan las jerarquías (informan como portavoces autorizados); algunos ignoran los procedimientos, y el «fuego amigo» no cesa. ¿Es momento de lograr la estabilidad? Debiera serlo, aunque está lejos.
Mara y Laura consolidan su figura en el entorno de la «4T», pero Gamero es responsable administrativo de los errores cometidos en el gobierno capitalino, uno de los peores evaluados en el país por su sociedad. Ambas en busca de la reelección, no tienen más necesidad de convencer en la alianza ni a la «izquierda» (si se le quiere llamar así), y el otro tiene todo a cuestas, empezando por convencer a propios y extraños, entre tantos desafíos a la vista.
Veremos posibles levantamientos en Chetumal, Tulum, Lázaro Cárdenas y otros. La experiencia dicta que Morena suele resolver sus asuntos en tribunales; contrario a lo que tradicionalmente pasa en los partidos más institucionales, con rigurosos controles y herméticos en su proceder interno.
Hoy parecieran ser más certezas que dudas. Dio dos pasos firmes en los municipios con mayor peso electoral. Viene lo mejor.

(OPINIÓN PUBLICADA EN NOVEDADES. LUNES 8 DE MARZO DE 2021).