Los socios incómodos

.
Noticias, actualidad de Cancún, Quintana Roo y México; opinión, editoriales, podcast. En Twitter e Instagram: @msalinas21.

Marcelo Salinas|En órbita 👉🏽 En la alianza «Va por Quintana Roo» manda el PAN. Sus tres aliados para los comicios de junio: PRI, PRD y Confianza, son acompañantes con más problemas que beneficios o garantías. Vapuleados por la sociedad, notoriamente disminuidos y ninguneados de formas diversas, ninguno de los tres (peor aun los dos primeros, más «grandes») pasa por su mejor momento. Si se descarta a Confianza (por su estreno, no hay mayores antecedentes), los tricolores y amarillos no son ni la sombra de antes.
El PRI, por ejemplo, es el más golpeado por la distribución de los espacios: excepto Cozumel, no encabezará otro municipio donde tenga una posibilidad importante de ganar. Triste papelón en las llamadas elecciones más relevantes de la historia nacional: más de 23 mil cargos a disputarse en todo el país.
En Othón P. Blanco, por primera vez no competirá por la presidencia y sólo tendrá cupo en la lista con el primer regidor. Es insólita la situación, sobre todo en la capital, donde fue «amo y señor» por las décadas de un liderazgo indiscutible, que el mismo PAN, su ahora socio, le arrebató con innegable autoridad.
«Perdió» ya la candidatura en Isla Mujeres, donde el PAN pondrá posiblemente a una candidata: Atenea Gómez Ricalde. En Felipe Carrillo Puerto, encabeza la coalición, aunque el síndico es del PRD, y el primer regidor de Acción Nacional. Su futuro es tan incierto como su otro socio: el sol azteca.
Es que el PRD no está en una posición mucho mejor. Salvo en Tulum, con Víctor Mas, no tendrá otro municipio a su alcance con relevancia turística, económica y demográfica: Cancún está veremos. Su reciente cambio de dirigencia estatal (por orden del Tribunal Electoral local) estropeó planes avanzados con los demás partidos y jugará a ser comparsa en la mayoría.
Está muy lejos de lo que fue en Benito Juárez, desde donde gobernó con afanes expansionistas. De no haber ganado Cancún hace poco más de una década, los perredistas no tendrían ciertas «figuras» que permanecen o han vuelto, y le dan relativa esperanza.
El PAN los cargará en la espalda. Pueden ser una mochila pesada si no se ponen las pilas, porque enfrente critican al PT, al PVEM y al MAS (aliados de Morena) aunque parecen más sólidos de acuerdo con números recientes. En las comparaciones, hay socios que ostentan cierta ventaja respecto de los otros, y pueden resultar más productivos para los partidos líderes. No se sabrá sino hasta el desarrollo de la campaña o tras la jornada del 6 de junio.
La percepción es clara pero no definitiva.

(OPINIÓN PUBLICADA EN NOVEDADES. LUNES 18 DE ENERO DE 2021).