Los paños fríos

.
Noticias, actualidad de Cancún, Quintana Roo y México; opinión, editoriales, podcast. En Twitter e Instagram: @msalinas21.

Marcelo Salinas| En órbita 👉🏽 Morena da largas a la definición sobre las candidaturas a las 11 presidencias municipales de Quintana Roo. En sesión de su Comité Ejecutivo Nacional el sábado pasado, se abrió la convocatoria que dicta: El 7 de febrero terminan las inscripciones para candidatos a las referidas presidencias, y el 14 para sindicaturas y regidurías. Pero la Comisión Nacional de Elecciones tendrá hasta el 2 de marzo para divulgar los nombres de quienes serán los precandidatos, y hasta el 3 del mismo mes para validar y calificar los resultados.
Es un periodo para mantenerse en vilo, aunque los paños fríos debieran bajar la fiebre electorera, más aún con las declaraciones conciliatorias de los últimos días. Hasta ver, no creer. En Benito Juárez se concentra la tensión. Es que la definición sobre quién será su competidora (asumiendo que irá una mujer) tiene con pelos de punta a la mayoría de la clase política, los medios de comunicación y las personas interesadas en la cosa pública. Se trata del municipio con el mayor peso político, demográfico y económico de Quintana Roo.
El cuento es corto: según lo trascendido hasta el momento, se disputan la actual presidenta municipal Mara Lezama, quien busca la reelección, y la senadora Marybel Villegas. Hay que ser claros: los números respaldan a Mara. En dicho municipio, como en Othón P. Blanco y Solidaridad, serán clave las encuestas. En los demás se apela al consenso. La mayoría ya le da ventaja: Mara ganó en 2018 con más de 190 mil votos; su administración es una de las mejores calificadas por la población, y ha sido apoyada en repetidas ocasiones por el Presidente López Obrador. En público y en privado.
Para distintos sectores, la presidenta representa una garantía, lo cual no ocurre con Marybel y ninguno de quienes ya han ido abandonando la idea previamente por la contundencia de las cifras. ¿Por qué Villegas no? Por la inestable relación con distintos actores de la política en Quintana Roo y su comunicación irregular con referentes de su propio partido en la entidad. Son los argumentos más socorridos para explicar los motivos.
Ya no será por estas fechas cuando se defina el escenario interno. Mara no cede ni escatima. En un Cancún lleno de megaproyectos, la continuidad convendría para consolidar lo que llaman cuarta transformación. Así lo evalúan personajes de las dirigencias estatal y nacional, quienes miran también el 2022 de reojo, con interés y con estrategia.

(OPINIÓN PUBLICADA EN NOVEDADES. LUNES 1 DE FEBRERO DE 2021)