La violencia y los retos

.
Noticias, actualidad de Canc煤n, Quintana Roo y M茅xico; opini贸n, editoriales, podcast. En Twitter e Instagram: @msalinas21.

Marcelo Salinas|En 贸rbita 馃憠馃徑 Fue una sentencia hist贸rica. El mi茅rcoles pasado el Pleno del Tribunal Electoral de Quintana Roo (Teqroo) resolvi贸 por unanimidad el primer caso de Violencia Pol铆tica contra las Mujeres en Raz贸n de G茅nero, hecho ocurrido en el marco del D铆a Internacional de la Eliminaci贸n de la Violencia contra la Mujer. Sienta un precedente en Quintana Roo en favor de todas las mujeres. Se desarroll贸 en sesi贸n p煤blica no presencial y la ponente fue la magistrada Claudia Carrillo Gasca.
La v铆ctima es la hoy diputada local Atenea G贸mez Ricalde, en su entonces condici贸n de candidata postulada por los partidos pol铆ticos Acci贸n Nacional, Revoluci贸n Democr谩tica y Encuentro Social Quintana Roo. La v铆ctima denunci贸 a Merced Ortiz Maya, servidor p煤blico del municipio Isla Mujeres. Fue un proceso largo y complejo por la cadena impugnativa, poca voluntad pol铆tica y t谩cticas dilatorias. Pero se logr贸.
No es dato menor que la justicia en este caso sea obtenida por la diputada de Isla Mujeres, gracias a quien se denomin贸 a la XVI 芦la legislatura de la paridad禄, fue promovente de la llamada 芦ley Olimpia禄, as铆 como de otras relacionadas precisamente sobre violencia pol铆tica. Atenea G贸mez es la interlocutora del Legislativo m谩s visible con los grupos feministas, los que han ganado m谩s notoriedad durante las semanas recientes debido a la situaci贸n del lunes 9 y los d铆as subsiguientes.
Es un avance, como se ha registrado desde el 2017 cuando se dio la primera sentencia por feminicidio y se cre贸 la Fiscal铆a Especializada para la Atenci贸n de Delitos contra la Mujer. Ayer mismo, por ejemplo, se lanz贸 la Plataforma para la Alerta de Violencia de G茅nero contra las Mujeres, la cual concentrar谩 estudios, estad铆sticas, recomendaciones e informes que orientar谩n las decisiones en torno a la problem谩tica y las propuestas de soluciones. Eso: son avances.
La magistrada Claudia Carrillo ha dicho que falta mucho. Respecto de los retos, los tiene claros: el primero es reducir los tiempos de atenci贸n y resoluci贸n, para abatir el rezago hist贸rico en perjuicio de las v铆ctimas. El segundo es generar confianza, para que las mujeres denuncien con la certeza de que se respeta el debido proceso, y sobre todo, que la justicia sea, adem谩s de pronta, expedita, como mandata la Constituci贸n.
El tercero es la difusi贸n, para hacer visible un asunto de primer orden y la gente conozca las medidas de protecci贸n. El cuarto es que se evite normalizar la violencia en los medios, en estudios, sentencias y cualquier forma de comunicaci贸n. Se asoman otros desaf铆os, pero los inmediatos ya est谩n identificados y tambi茅n se avanza en la direcci贸n correcta, enfatiza la magistrada, quien tambi茅n ha denunciado ser v铆ctima de violencia pol铆tica.
Algo es evidente: los distintos tipos de violencia son condenables y no pueden solaparse bajo ninguna justificaci贸n.

(OPINI脫N PUBLICADA EN NOVEDADES. VIERNES 27 DE NOVIEMBRE DE 2020).