La espera en Morena

.
Noticias, actualidad de Cancún, Quintana Roo y México; opinión, editoriales, podcast. En Twitter e Instagram: @msalinas21.

Marcelo Salinas|En órbita >> Se supone que el «tema Quintana Roo» lo revisará a la brevedad la todavía dirigencia nacional interina de Morena con Alfonso Ramírez Cuéllar a la cabeza. Ello quiere decir que el nombramiento del comité estatal sucedería en cualquier momento. Lo que decidirán los próximos dirigentes, emanados de la encuesta, es una incógnita; aunque el grupo actual domina el Consejo, por lo que prevalece cierta confianza en que los acuerdos se mantengan.
Es decir, que si dan nombramiento a la planilla de hace tres domingos, es posible que ésta no se modifique sustancialmente por esa mayoría que favorece en los hechos y en el ámbito local a la delegada Liliana Castro, operadora del consenso entre los grupos más representativos. Ni siquiera la bajada de Bertha Luján rompería el pacto.
El Instituto Nacional Electoral determinó que el registro de candidatos para la encuesta de la presidencia y la secretaría general será del 5 al 8 de septiembre, y el 12 se publicarán las candidaturas aprobadas. La encuesta se desarrollará entre el 26 de septiembre y el 2 de octubre, para que el 4 de octubre se den a conocer los ganadores, y el 5, el INE los inscribirá como nuevos presidente y secretario general. Es el «calendario oficial», aunque todo puede suceder en dicho partido dentro de los 45 días que le dieron para solucionar el asunto.
Si estaban esperando el informe presidencial, ya pasó. Lo mismo con las conformaciones de las mesas directivas del Senado y la de San Lázaro, esta última con polémicas incluidas. Pudiera ser que aguardan los nombres de los competidores finales para definir, lo cual se sabría el próximo martes. Para ese día no habría otra «gran espera» que justifique tal demora.
Durante estas semanas después del acuerdo inicial en Cancún, las partes han dialogado más. Se sabe que hubo grupos inconformes y reclamos desde la base por la «injerencia de externos». Los ánimos están más calmos debido a ese diálogo, que probablemente implicó alguna negociación adicional. O sea, por nombres y cupos en la planilla, en proyectos o en actividades. No se supo de más levantamientos.
Puertas adentro aseguran que las condiciones ya están para formalizar lo fundamental de hace tres semanas y echar a andar la maquinaria de un partido que mira la encuestas hacia 2021 con simpatía. Puertas afuera perdura la confusión.

(OPINIÓN PUBLICADA EN NOVEDADES. VIERNES 4 DE SEPTIEMBRE DE 2020)