Junio será mes clave

.
Noticias, actualidad de Cancún, Quintana Roo y México; opinión, editoriales, podcast. En Twitter e Instagram: @msalinas21.

Marcelo Salinas | En órbita >> El sector turístico de Quintana Roo prepara la reapertura, el tan ansiado regreso, desde el 1 de junio “si las condiciones lo permiten”, ha divulgado en horas recientes el Consejo de Promoción Turística de Quintana Roo (CPTQ), dirigido por Darío Flota Ocampo.
Directivos de hoteles, parques temáticos y aerolíneas, entre otras empresas, conjugan sus estrategias con miras a un verano que sin duda será distinto a los acostumbrados.
El mercado nacional y el principal emisor internacional, Estados Unidos, serán dos de los motores. Durante las últimas semanas en el CPTQ han desarrollado campañas digitales, algunas publicadas y otras en afinación, para el relanzamiento integral.
Además se monitorea a los competidores naturales de la región, como también a los principales generadores de turistas de diferentes zonas, para evaluar permisos, capacidades y condiciones de salud. “Inteligencia turística” para la toma de decisiones acertada.
Los esfuerzos son concatenados, la estrategia general despliega una secuencia, una lógica, una misión compartida. Cada pieza aportada por los actores del ramo encaja o debiera hacerlo. Y aun con toda esa experiencia o los estudios sobre la coyuntura, la pregunta del momento, con todas las dudas razonables, es: ¿Será posible en junio? Hoy, en pleno despunte de la fase 3, cuestionarlo es válido.
Lo que no puede negarse es la voluntad y el deseo por renacer, incluso mejor que antes. El futuro del gran destino no se pone en tela de juicio, sino la fecha, porque el sentir común es que, mientras más pronto y seguro sea, mejor para todos. El rubro representa aproximadamente el 90% de la economía estatal, por lo que la inmensa mayoría vive del turismo, directa o indirectamente.
De esa manera, es positivo y alentador que establezcan una fecha tentativa como parámetro para el reinicio; a partir de ahora, cada minuto cuenta tras ese propósito. Y como el verano históricamente ha sido la mejor época en ocupación y derrama, no es descabellado aprovecharlo como trampolín. Recuperarse es la primera meta.
Deberá hacerse con certeza, precaución y progresivamente. Lo saben. Por lo mismo se revisa cómo empiezan a rehabilitarse todavía lentamente ciertas regiones del mundo, conectadas con el Caribe mexicano debido a inversiones o envío de turistas. España es un ejemplo claro.
Para algunos pudiera parecer anticipado, aunque no hay mañana para una industria y una sociedad que ponen allí todas las esperanzas.