En diálogo las alianzas

.
Noticias, actualidad de Cancún, Quintana Roo y México; opinión, editoriales, podcast. En Twitter e Instagram: @msalinas21.

Marcelo Salinas|En órbita 👉🏽 Apenas lo permita el plazo legal se prevé la formalización de la alianza PAN-PRD-PRI, la cual ha recibido la autorización de sus respectivos comités. En principio, sería federal, incluyendo los cuatro distritos de Quintana Roo, en tanto revisan las condiciones para establecerla a nivel local. Cabe recordar que en 2021 estarán en juego los cuatro distritos federales y los 11 ayuntamientos del estado; en el ámbito nacional, 15 gubernaturas y más de 21 mil cargos de elección popular. Son las mayores de la historia.
Ese primer acuerdo abre la puerta a otros partidos con posibilidades de coaligarse, ya sea formalmente, de facto o bajo candidaturas comunes. Estará por verse. Lo cierto es que los tres primeros -los más grandes y con posibilidades reales-, irían juntos en lo federal, y en los 11 municipios tendrán negociaciones diferenciadas. ¿Por qué? Tienen cuadros casi listos para competir por separado en Solidaridad y Isla Mujeres, por ejemplo.
Según datos preliminares, al PAN le corresponderían los distritos 1, con cabecera en Playa del Carmen, y el 4, de Cancún; el PRD se quedaría con el 3, también de Cancún, y el PRI con el 2 de Chetumal. Con trabajo ya desarrollado en el sur, estratégico por obvias razones, confían en arrebatarle el 2 a Morena y meter miedo en los tres restantes. Todas las encuestas, hoy, dan ventaja a Morena -y aliados- en los cuatro. Aunque son meras especulaciones.
El acuerdo explicado se oficializa justo cuando Morena, Verde y PT discuten los términos de su propia alianza, la que fue exitosa en el proceso anterior, cuando se quedaron con la mayoría de los espacios en disputa. En teoría, significa la declaración de «batalla» por todas las reacciones que tuvo, desde el presidente López Obrador hasta el gobernador Carlos Joaquín, pasando por los protagonistas: dirigentes, aspirantes y otros.
Puede haber arreglos y desarreglos durante los meses próximos, incluso después del lunes 8 de enero (inicio formal del proceso) y poco antes del domingo 6 de junio (día de la jornada electoral). Suelen ocurrir desbandadas o traiciones debido a la profundidad de las negociaciones. El contexto nacional es propicio para eso y más, por la crisis evidente, que desata pasiones.
Veremos movimientos interesantes durante las próximas semanas. Todos los partidos se rearman por cambios o conflictos internos, y se organizan para aliarse rumbo a 2021 con la mira puesta en 2022, año de los comicios para la gubernatura.

(OPINIÓN PUBLICADA EN NOVEDADES. MIÉRCOLES 9 DE DICIEMBRE DE 2020).