El reinicio turístico

.
Noticias, actualidad de Cancún, Quintana Roo y México; opinión, editoriales, podcast. En Twitter e Instagram: @msalinas21.

Marcelo Salinas|En órbita 👉🏾 Los organismos turísticos internacionales trabajan en desarrollar protocolos homologados para todos los viajeros. Por ejemplo, el Consejo Mundial de Viajes y Turismo informa que la idea es unificar las medidas y los requisitos, entre ellos el uso del cubreboca por al menos 12 meses. A ello se suman pruebas de entrada o salida en la mayoría de los países que acojan las recomendaciones para consolidar un «turismo seguro».
«Se van a hacer pruebas de COVID de forma extensiva, esa es la solución; si no tienen síntomas, no importa, en algunos mercados va ser suficiente la prueba negativa, como en Europa, o tal vez un certificado de vacunación», explicó Gloria Guevara Manzo el miércoles pasado en una conferencia magistral en la Anáhuac Cancún. Acciones similares se dictan desde la Organización Mundial de Turismo, para que permanezcan por año y medio más aproximadamente.
A un año de que la Organización Mundial de la Salud (OMS) declarara la pandemia, la situación todavía es incierta para el sector. Según fuentes de la OMT, al 1 de febrero pasado 69 países -que representan el 32 por ciento de las naciones-, mantenían sus fronteras totalmente cerradas al turismo internacional; es decir, diez países más que en noviembre del 2020. Las perspectivas generales de una recuperación pronta parecen no ser muy alentadoras, ya que la mayoría de los expertos de la OMT opina que el turismo internacional no regresará a sus niveles pre Covid, antes de 2023.
Si bien en los últimos meses las autoridades sanitarias y los principales actores de la industria han alcanzado significativos progresos, urge impulsar la bioseguridad para recuperar sostenidamente lo perdido. En destinos como Quintana Roo esa reactivación se constata con grandes encuentros, índices de ocupación y mayor conectividad, aunque la óptimo, lo ideal, sigue lejos. Es que las pérdidas fueron enormes.
En el caso de México, hubo una disminución del 46 por ciento, con un registro de 24 millones 316 mil turistas internacionales, contra 45.2 millones al cierre del 2019; una derrama económica de 11 mil 25 millones de dólares, 55.1 por ciento menos que el año previo, en el cual se captaron 24 mil 563 millones de dólares, y una ocupación hotelera promedio de 26.3 por ciento, esto es 58 millones 610 mil turistas hospedados en hotel, que significó una baja del 55.1 por ciento contra 2019. Son datos de la Secretaría federal de Turismo.
Dichos protocolos deben aplicarse cuanto antes, y el punto de partida global podría ser la Cumbre de Cancún a desarrollarse entre domingo y martes próximos.

(OPINIÓN PUBLICADA EN NOVEDADES. VIERNES 23 DE ABRIL DE 2021).