El orden del «caos»

.
Noticias, actualidad de Cancún, Quintana Roo y México; opinión, editoriales, podcast. En Twitter e Instagram: @msalinas21.

Marcelo Salinas | En órbita 👉🏾 De acuerdo con lo previsto, viene el Presidente López Obrador a inaugurar las obras que ya comenzaron en el bulevar Colosio de Cancún. Este fin de semana sería el acto oficial, con el cual se formalizarán los inicios de las faenas simultáneas que transformarán el estratégico corredor vial. Su sola presencia dará solemnidad a uno de los hechos más importantes del último tiempo en una ciudad que no deja de crecer. El ansiado banderazo tiene que llegar.
En dicha zona se ubican universidades, plazas comerciales, la central de abastos, el aeropuerto internacional, Bonfil, condominios, colegios y comercios de diferente giro. Es la vía que conecta con la carretera a Puerto Morelos, donde inicia la Riviera Maya. No es una exageración calificar “estratégico” al bulevar. La magnitud de las obras simultáneas confirma tal importancia.
Con ese panorama, la visita del presidente es incluso obligada; igual de la gobernadora electa Mara Lezama, quien fue la gestora principal como presidenta municipal de Benito Juárez, de todo lo que hoy se desarrolla en aquella zona: puente lagunar, entronque del aeropuerto, remodelaciones y adecuaciones diversas. Algunos no dudan en comparar la trascendencia urbanística por venir con la fundación de Cancún o su reconstrucción tras el paso del huracán “Wilma” en 2005.
Por estas horas, todo lo que pasa en el bulevar es noticia. Las miles de personas que transitan diariamente en cientos de vehículos particulares y del transporte urbano, necesitan información sobre desvíos, cierre de carriles y rutas alternas. Desde las cuentas del ayuntamiento proveen detalles al respecto. Lo mismo de turisteros, empresarios y prestadores de servicios preocupados por la imagen de un destino que vive de ella.
En paralelo, surgen iniciativas como la planteada por la Asociación de Transportistas Turísticos Federales para preferir viajes en transporte público y no particulares para reducir el tráfico hasta en un 25%. Otros promueven desde ahora “viajes colectivos” entre empleados del aeropuerto y la central de abastos. Aparecerán otras alternativas para considerar en serio. Un año y medio de trabajo -según lo calculado- da tiempo para explotar la creatividad y presentar soluciones anticipadas.
La cirugía es mayor. No pasará inadvertida para quienes trabajan, turistean o visitan Cancún. Las recomendaciones de las autoridades de los tres niveles redundan en la precaución, tomar medidas y tener paciencia. Habrá que descubrir el orden del caos.

(OPINIÓN PUBLICADA EN NOVEDADES. VIERNES 29 DE JULIO DE 2022).