Educación: otro acierto

.
Noticias, actualidad de Cancún, Quintana Roo y México; opinión, editoriales, podcast. En Twitter e Instagram: @msalinas21.

Marcelo Salinas|En órbita >> Esta semana inició el ciclo escolar 2020-2021 con nuevos formatos, atípicos e históricos. En Quintana Roo se progresó en ajustes técnicos, materiales didácticos, capacitaciones, certificaciones y demás acciones condicionadas no solamente por el calendario. Actuar en tiempo y forma implicó un desafío sin precedente. Se les cumplió a los del nivel básico, desde preescolar hasta secundaria, quienes ya comenzaron. Pronto seguirán los de preparatoria.
El gobierno del estado instruyó mejorar el internet en comunidades, el Sistema Quintanarroense de Comunicación Social lanzó un canal (el 4.2) para ese fin, comenzarán a distribuirse unos 25 mil cuadernillos hasta la primera semana de septiembre, capacitó al cuerpo docente, y se da orientación, asesoría y acompañamiento a tutores; sobre todo, a quienes tienen menores con discapacidad bajo su cuidado. Eso y más.
Más de 298 mil estudiantes del nivel mencionado aprenden en un sistema virtual, con la televisión como medio principal de divulgación, y apoyados con otras herramientas tecnológicas en tanto el semáforo epidemiológico permite la actividad presencial. El esfuerzo y la dedicación para progresar en los objetivos trazados no tienen parangón en el estado. Si hay fallas e insuficiencias podrán solventarse, sin duda.
En anteriores opiniones se destacó la entrega de un millón y tanto de canastas durante la contingencia, y el geoportal. El despliegue en torno a la educación es, a todas luces, otro de los aciertos de las autoridades.
El gobernador Carlos Joaquín ha confirmado los bajos índices de inasistencia y deserción. Gracias a la puesta en marcha de dichas medidas, las becas parciales o totales, así como la información oportuna compartida por los servidores públicos responsables a directivos, profesores y padres de familia, más de 300 mil seguirán cursando.
Se dice fácil, pero se vale destacar en un ambiente de recuperación, cuando se sale de la peor crisis y en un momento en que para miles de familias significa esperanza, ilusión, una meta cumplida. Por ejemplo, en la UT Cancún BIS el 100% del alumnado (más de 2 mil) seguirá becado, parcial o totalmente, debido a los beneficios otorgados en esta época. La Universidad pública del maestro Julián Aguilar Estrada es un referente en todo el contexto.
La juventud quintanarroense es el presente y futuro de una entidad que ya respira un poco mejor en una batalla que desgraciadamente sigue prolongándose. Así, lo positivo debe exponerse y explicarse para las valoraciones de rigor.

(OPINIÓN PUBLICADA EN NOVEDADES, SÁBADO 29 DE AGOSTO DE 2020).