Adaptarse o fracasar

.
Noticias, actualidad de Cancún, Quintana Roo y México; opinión, editoriales, podcast. En Twitter e Instagram: @msalinas21.

Marcelo Salinas|En órbita 👉🏾 Una idea potente rondó durante la Cumbre Mundial de Viajes y Turismo realizada en Cancún: si se hace lo mismo que antes de la pandemia, el fracaso es seguro. Ello significa considerar todas las variables y adaptarse rápidamente a los cambios imparables del contexto. Los desafíos son diversos y todos los actores de la industria deben conocerlos, entenderlos y superarlos. Es la mayor misión desde que el turismo es un motor del desarrollo.
La convocatoria presencial y virtual fue amplia, lo cual permitió exponer las tendencias, los nuevos estudios y los posibles modelos futuros. Se confirmaron algunas versiones, como que la bioseguridad y los viajes a lugares cercanos, aunque de mayor duración, son parte esencial de la recuperación progresiva. Pero se asoman ciertas novedades, que son vistas ya como prioridades inmediatas, como el uso de la tecnología en la toma de decisiones, o las estrategias adaptables en marketing o promoción que atiendan la nueva normalidad.
Una novedad es llamativa: la flexibilidad característica de la tecnología ha permitido que cientos de trabajadores se desplacen a otros sitios para ejecutar sus tareas cotidianas, donde se convierten también en visitantes o turistas pero siendo un habitante más. Al prolongarse los cierres de fronteras o la permisividad laboral para trabajar a distancia se normaliza, la estadía se vuelve indefinida. Así, la industria de viajes y turismo reacciona a dicha realidad. ¿Cómo reacciona? Con hospedajes, conectividad o tours más accesibles.
En relación con los modelos de negocios, los expertos apuntan a que deberán consolidarse los que apuestan a la sustentabilidad, ofrecer mejores alternativas en inclusión e incentivar la inversión para segmentos específicos, como jubilados, pensionados y otros «en situación de vulnerabilidad» o con «intereses específicos». El contacto con la naturaleza y los espacios abiertos, seguros y desinfectados constantemente, son una exigencia de quienes empiezan a viajar.
Sería un error desatender las nuevas tendencias que debatieron entre domingo y martes en Cancún, consolidado como punta de lanza para liderar la reactivación paulatina en México y Latinoamérica, donde es visto como referente por la generación de empleos, los niveles promedio de ocupación, su infraestructura y los millones de turistas que arriban cada año.
La resiliencia de ciertos destinos ha sido comprobada, lo que sigue es adaptarse en tiempo récord para recuperarse de la peor crisis en 100 años.
La Cumbre ha sido un éxito.

(OPINIÓN PUBLICADA EN NOVEDADES. MIÉRCOLES 28 DE ABRIL DE 2021)