Tranquila, no masiva

.
Noticias, actualidad de Cancún, Quintana Roo y México; opinión, editoriales, podcast. En Twitter e Instagram: @msalinas21.

Marcelo Salinas | En órbita 👉🏾 La jornada electoral transcurría con normalidad hasta pocos minutos antes del cierre de las casillas, aunque con una participación ciudadana que no llegó a ser masiva. Eran éstos los dos desafíos puntuales ayer; es decir, un día en orden, con seguridad y en buen clima democrático, y que la concurrencia a las urnas fuera copiosa. Esto último dejaba con gusto a poco a las autoridades de los Institutos Electorales.

Lo primero que se detectó fue la apertura tardía de las casillas en municipios como Solidaridad. Aunque aparentemente sí se lograron abrir las 2 mil 297 de todo el estado, fue un proceso lento. Al mediodía las vocerías comiciales explicaron que la falta de señal en zonas aisladas retrasó el anuncio al respecto y que igual se debió a la renuncia de algunos funcionarios. Ello pudo impactar en la afluencia también. Hasta el cierre de este editorial, la información era parcial.

Vencer al abstencionismo es un anhelo recurrente en Quintana Roo, ya que, si bien en 2016 participó aproximadamente un 54%, en 2019 cayó al 21%. Este año se quiso rebasar el 50% sobre una lista nominal cercana a un millón 300 mil electores, lo cual se podrá vislumbrar hoy lunes con mayor objetividad. Suele haber más participación cuando se elige gubernatura (como en 2016), que cuando solamente se vota por el poder legislativo local (como en 2019).

Respecto de la Consulta Popular, el conteo no fue inmediato. En una semana más se podría determinar qué se opinó sobre la continuidad de Aguakán en Benito Juárez, Isla Mujeres, Puerto Morelos y Solidaridad. Lo cierto es que hubo ayer un conocimiento «a medias» acerca de aquel ejercicio, pues la gente no tenía tan claro con cuánto sería vinculante, entre otros detalles.

Sobre quiénes pueden ganar o perder, en este espacio de opinión planteamos las probabilidades durante la campaña; no obstante, más allá de todo aquello, debiera prevalecer un interés superior como sociedad: que gobiernen quienes mejor puedan hacerlo.

Son tiempos para consolidar la estabilidad política, el crecimiento económico y la paz social. En la época de la recuperación, tras lo peor de la pandemia, no hay margen para improvisar. La sociedad necesita soluciones efectivas a problemáticas concretas. Es que los tres ejes citados consolidan una democracia y les permiten una visión más completa a quienes tomarán las decisiones.

En los próximos días analizaremos qué decidió la ciudadanía.

(OPINIÓN PUBLICADA EN NOVEDADES. LUNES 6 DE JUNIO DE 2022)