Encuesta que da luz

.
Noticias, actualidad de Cancún, Quintana Roo y México; opinión, editoriales, podcast. En Twitter e Instagram: @msalinas21.

Marcelo Salinas|En órbita 👉🏽 Comienzan a fluir las encuestas rumbo al proceso que comenzará el 8 de enero y tendrá la jornada electoral el domingo 6 de junio. Divulgados ya los detalles del calendario oficial, los partidos se organizan más formalmente.
El día 13 fue difundida una de Massive Caller sobre los cuatro distritos federales de Quintana Roo: Morena ostenta la ventaja en tres, y perdería, hasta hoy y según dicho estudio, el 2 con cabecera en Chetumal (Othón P. Blanco). En el 1, de Playa del Carmen (Solidaridad), lograría el 47.3% contra el 31.6% del PAN; en el 3 de Cancún (Benito Juárez) lograría el 53.8%, y en el 4 (Cancún y parte de Puerto Morelos), el 48.9%.
Tal proyección (asumiendo que se interpreta como una «aprobación» y «desaprobación»), pudiera trasladarse a los gobiernos de esos municipios, pues cabe recordar que se elegirán paralelamente a las autoridades de los 11 ayuntamientos. Es decir: de acuerdo con las estadísticas mencionadas, las presidentas Laura Beristain y Mara Lezama, de Morena, así como Laura Fernández, del Verde, estarían aprobadas, pero no el capitalino Otoniel Segovia.
Es una lógica nada exagerada; de hecho, es una conclusión repetida en análisis de los partidos y que servirán, por obvios motivos, para definir las candidaturas y las alianzas. Así, ganan terreno las presidentas de Solidaridad, Benito Juárez y Puerto Morelos. Otra vez: lo anterior, hasta la fecha y según la investigación mencionada, que sí coincide con otras circulantes.
Tras los resultados de Coahuila e Hidalgo, Morena, el partido del presidente López Obrador, no puede darse el lujo de mantener las divisiones ni la incertidumbre sin plazo fijo. Esa idea, sostenida por líderes naturales y pilares de la «4T» en el estado, supone que debieran dar el espaldarazo para la reelección, sin demora, a Beristain y Lezama, en tanto que a Fernández -la aliada del PVEM-, para el distrito 4. A menos, claro, que no sean sus pretensiones o cambien debido a circunstancias especiales.
Un dato no debe pasar inadvertido: en ejercicios anteriores Morena arrasaba. Si se da por válido éste de Massive Caller, no solo perdería el 2, sino que se acorta la ventaja en otros. Es pronto para determinar inclusive aquello de «las ventajas», aunque son indicadores no despreciables en momentos cruciales como el actual.
Los otros partidos (ni sorprendidos ni derrotados aún) pueden organizarse mejor con alianzas, perfiles y estrategias, aprovechando cada vacío que deja el contrincante y convenciendo a los indecisos, un ejército mayor que todos los demás.

(OPINIÓN PUBLICADA EN NOVEDADES, LUNES 26 DE OCTUBRE DE 2020).